ecommerce para emprendedores

Guía Completa De eCommerce Para Emprendedores

Internet ha revolucionado por completo la forma como nos comunicamos, la forma en que consumimos información y por supuesto la forma como hacemos negocios.

Gracias al Internet, cada vez más personas dan el salto y comienzan su propia tienda en línea o dicho de otra manera su propio negocio de comercio electrónico.

Y realmente, es fácil comprender por qué.

Con bajas barreras de inicio, transacciones globales arriba de los $ 1,2 billones de dólares en el último año, y pronósticos de crecimiento de dos dígitos, el potencial del e-commerce es verdaderamente asombroso.

En el pasado, si deseabas abrir una tienda onlnine, tu base de clientes estaba limitada a aquellos dentro de un radio determinado de tu tienda. Sin embargo, en estos días puedes abrir tus puertas y tener un alcance a nivel nacional, o incluso internacional.

El propósito de esta guía de comercio electrónico para emprendedores es informarte sobre todos los elementos clave para configurar y administrar un negocio en la web del tipo eCommerce.

¿Qué es una tienda de comercio electrónico?

Comencemos con lo básico.

Una tienda de e-commerce (abreviatura de comercio electrónico), es simplemente una plataforma para que las personas puedan comprar productos o servicios a través de Internet o a través de un sitio web. O, en palabras más simples, una tienda de comercio electrónico es simplemente una tienda en línea.

Muchos grandes minoristas en línea, incluidos Amazon, ASOS y Overstock caen bajo el título de eCommerce, y muchas empresas con presencia fuera de línea hoy también tienen un brazo de eCommerce, como Walmart, Ikea y American Apparel.

Si alguna vez ha comprado algo en línea, sabrás cómo funciona el comercio electrónico desde la perspectiva del consumidor. Sin embargo, el enfoque de la guía de hoy es presentarte al mismo desde una perspectiva de negocios.

¿Quién puede abrir una tienda de comercio electrónico?

En una sola frase: cualquier persona.

Las múltiples barreras de entrada para operar una tienda comercial al modelo tradicional simplemente no existen cuando lo haces en línea.

  • No necesitarás pasar meses buscando locales seguros y bien ubicados.
  • No necesitarás asegurar un contrato de arrendamiento potencialmente arriesgado a largo plazo en el edificio, y luego gastar una pequeña fortuna en acondicionarlo.
  • No necesitarás contratar un pequeño ejército de trabajadores para ayudarte a administrar la tienda.
  • Ni siquiera tendrás que comprar todas sus existencias por adelantado: muchas tiendas en línea solo compran inventario después de que hayan realizado una venta, minimizando por completo su riesgo (lo que se conoce como un modelo comercial de dropshipping).

Con una tienda online, las cosas son mucho más fáciles . Todo lo que realmente necesitas es un sitio web, y esto será relativamente rápido y fácil de configurar, y costará una fracción del precio que te costarían muchas cosas de la manera tradicional.

Por supuesto, hay algunos temas que necesitarán atención en una tienda en línea tanto como lo necesitaría una fuera de línea. Por ejemplo, todavía necesitarás ciertos niveles de seguridad y una forma de procesar pagos, pero estas funcionalidades son regularmente más rápidas y más económicas de instalar.

Con esto en mente, literalmente cualquier emprendedor puede comenzar una tienda de comercio electrónico. Finalmente poca gente tiene los medios financieros o el apetito de riesgo que demanda montar una tienda física.

Esto nos ha llevado a un mercado en línea altamente competitivo, donde cualquiera puede probar suerte; desde pequeños vendedores de productos basados en una sola persona, hasta grandes multinacionales conocidas por todos.

Y, por supuesto, muchos de los grandes minoristas tienen presencia en más de un canal de compras, conocido como venta minorista omnicanal. Por ejemplo, pueden tener una tienda de comercio electrónico en línea, una tienda física, tener un catálogo y vender por correo directo, todos bajo la misma marca.

¿Quién podría negar que tu inicio en el comercio electrónico también se pueda expandir pronto a estas otras áreas?

Comenzando en el ECommerce

En lo más básico de su esencia, una empresa de comercio electrónico es como cualquier negocio de comercio.

Los principios comerciales necesarios para ejecutar una tienda fuera de línea siempre se aplican a la ejecución de una tienda en línea, aunque los problemas que se enfrentan son diferentes.

Con esto en mente, el esquema básico de un modelo de negocio de e-commerce es muy similar:

  • necesitas productos para vender
  • necesitas un lugar para venderlos y
  • debes tener una estrategia de marketing para atraer clientes

Para las tiendas en línea, también necesitarás una estrategia (logística) para entregar los productos que vendes, ya que un cliente no puede simplemente retirarlos de la estantería.

Echemos un vistazo a cada uno de estos conceptos sucesivamente y comparemos cómo su enfoque será diferente al de una tienda de comercio en físico.

Un producto para vender

Primero, tu tienda de eCommerce va a necesitar una o varias líneas de productos para que los vendas. Estos pueden ser producidos internamente o adquiridos externamente.

Como emprendedor minorista en línea, no te limites a proveedores en línea cuando se trata de adquirir tus productos, cualquier proveedor fuera de línea es perfectamente viable. Sin embargo, debido a la naturaleza del negocio en línea, la mayoría de los propietarios de eCommerce suelen hacer negocios con otras empresas en línea.

En muchos sentidos, el enfoque para encontrar productos para una tienda de comercio electrónico será idéntico al de una tienda fuera de línea: encuentra el mejor producto al mejor precio, ¿simple, verdad?

Sin embargo, hay una gran diferencia.

Productos Digitales Vs. Productos Físicos

Ahora, en general, los productos que vendes en una tienda en línea serán idénticos a los de una tienda fuera de línea: si vendes guitarras, una Gibson es una Gibson, ya sea que la compres en línea o fuera de línea, ¿verdad?

Sin embargo, administrar una tienda online también te brinda la oportunidad de vender productos digitales .

Un bien digital es una versión intangible de un bien físico en el mundo real: piensa en libros electrónicos en lugar de libros y en música descargable y vídeos en lugar de CD y DVD.

Estos tienen una serie de ventajas sobre los productos físicos, tanto desde el punto de vista del comprador como del vendedor.

Desde la perspectiva del comprador, un producto digital es excelente porque se puede descargar al instante. Sin esperar varios días para la entrega.

Para los vendedores, no hay costos de envío, nunca tendrá que preocuparse por quedarse sin inventario (una descarga no afecta los niveles de stock) o, por el contrario, nunca tendrás demasiado producto en inventario.

Un lugar para vender: Tu sitio web

La principal diferencia entre una tienda de comercio electrónico y una tienda de ladrillo es el lugar donde haces los negocios.

Por supuesto, para una tienda eCommerce ese lugar es el Internet. Y para hacer eso, vas a necesitar un sitio web.

Ahora, tu sitio web será posiblemente la parte más importante de tu negocio de comercio electrónico.

Después de todo, tu sitio web será el lugar donde tus clientes interactúan y realizan compras. El diseño de tu sitio web influirá en gran medida en su opinión sobre tu tienda e influirá en la probabilidad de que hagan esa compra.

En pocas palabras: si deseas ejecutar un negocio online, tu sitio web es algo que debes hacer bien.

Desafortunadamente, no es tan simple como elegir un sitio web y ejecutarlo, hay una serie de cosas que debes tener en cuenta.

Si nunca antes has creado un sitio web, todo el proceso puede parecer intimidante. Sin embargo el objetivo de esta guía es desglosar todo lo que necesitas saber como emprendedor en términos simples, para que el proceso sea menos aterrador y más manejable.

Sistema de Gestión de Contenidos

Si eres nuevo en el desarrollo web, construir un sitio web desde cero parece una tarea desalentadora.

La buena noticia es que no necesitarás conocimientos de programación para crear tu sitio web: puedes hacer uso de lo que se llama un Sistema de Gestión de Contenidos (CMS).

Esto proporciona esencialmente el marco para tu sitio web, que te permita agregar y editar páginas en tu sitio web con solo hacer clic en un botón, perfecto si estás buscando agregar y organizar una gama completa de productos.

Hay varios CMS disponibles, pero elegir uno puede ser abrumador para los principiantes. Para simplificar, me limitaré a comparar dos de los CMS más utilizados, WordPress y Shopify .

WordPress versus Shopify

WordPress es en realidad el CMS más popular en la actualidad, ya que brinda más del 20% de soluciones en Internet. Es un CMS auto-hospedado, lo que significa que necesitarás tu propio servidor web, pero de otra manera es completamente gratuito.

Hay dos versiones de WordPress, WordPress.org y WordPress.com. WordPress.com está bien para probar las aguas, ya que es completamente gratis para probar (no requerirá su propio host), pero hay muchas limitaciones que lo hacen inadecuado para ejecutar una tienda en línea.

En el futuro, cuando me refiero a WordPress, me refiero exclusivamente a WordPress.org. Esta es la versión que se puede usar para crear una tienda en línea.

tienda en wordpress o shopify

Con WordPress, comienzas por instalar un tema para tu sitio web. Un tema (o plantilla) es el diseño visual utilizado para tu sitio. Hay literalmente miles de temas disponibles. Algunos de estos son completamente gratuitos, mientras que otros se clasifican como temas premium y se deben comprar.

El tema que elijas controlará el diseño de tu sitio web, aunque muchos temas tienen opciones para personalizar cosas como el esquema de colores. También se pueden modificar mediante la contratación de un desarrollador.

Con algunos temas realmente buenos disponibles por menos de $ 50 dólares, puedes tener los cimientos de un sitio web atractivo a un precio relativamente bajo.

Una de las mejores formas de encontrar plantillas premium es buscar en ThemeForest, donde puedes ver demostraciones de todos los diferentes temas en acción. La calidad de los temas en ThemeForest varía; así que al elegir un tema, te recomiendo considerar el número de ventas, la clasificación por estrellas de los compradores y los comentarios sobre el mismo.

WordPress también te permite instalar lo que se conoce como complementos, que ofrecen una funcionalidad muy específica para tu sitio web. Por ejemplo, si deseas permitir el uso compartido de redes sociales en tu sitio web, puede instalar un complemento para agregar iconos sociales a cada página.

Al igual que con los temas, hay miles de complementos, tanto gratuitos como premium. Si decides usar WordPress, deberás instalar un complemento de comercio electrónico para agregar funcionalidad de carrito de compras a tu sitio web. Explicare cómo hacer esto adelante.

Si deseas más ayuda y dirección para elegir un tema o complementos, hay una gran cantidad de excelentes recursos de WordPress disponibles, incluidos resúmenes de temas y complementos, reseñas y guías prácticas. Algunos de los mejores son WP Tavern , WP Lift y WP Explorer . Si eres nuevo en WordPress, puedes encontrar este conjunto de tutoriales introductorios de WordPress bastante útiles.

SHOPIFY

El otro CMS del que hablamos es Shopify.

Shopify fue creado específicamente con el objetivo de impulsar las tiendas de comercio electrónico y ahora cuenta con más de 100.000 tiendas en línea.

Shopify es un CMS alojado, también conocido como software como servicio (SaaS). Básicamente, es una solución todo en uno que se ocupa de todo lo que necesita para ejecutar un sitio web de comercio electrónico.

Es genial tener la opción de mantener todo bajo un mismo techo, pero al mismo tiempo, el servicio de Shopify tiene limitaciones en comparación con WordPress, y es bastante más caro.

Al igual que con WordPress, puedes elegir un tema, que proporciona el diseño general de tu sitio web. Hay muchos menos temas disponibles, pero estos fueron diseñados desde una perspectiva de comercio electrónico. Muchos de los temas se pueden personalizar en el marco del tema, o también puedes contratar a un desarrollador para modificar el tema exactamente a tu gusto.

Hay temas gratuitos disponibles, pero los temas premium son un poco más caros, entre $ 80 y $ 180 dólares, que aún se consideran muy baratos en comparación con una versión personalizada, y mucho más baratos que montar una tienda de ladrillo y concreto.

Al igual que WordPress, también puedes agregar complementos a tu tema, aunque la gran mayoría de estos son complementos pagos. Con la plataforma dedicada exclusivamente a las tiendas en línea, tu sitio web contará con una función de compra incorporada lista para usar, que le brinda una función menos para configurar.

ALOJAMIENTO

Cada sitio web necesita alojamiento. Un servidor web básicamente almacena tu sitio web en uno de sus servidores, lo que significa que otros usuarios de Internet pueden acceder a él.

Dicho de otra manera: ¡sin host, no hay sitio web!

Ahora, si has decidido usar Shopify, todo el alojamiento se incluye dentro de tu plan mensual. Si deseas almacenar más de 25 productos, los planes comienzan desde $ 29 por mes y llegan hasta $ 179.

En cuanto al alojamiento, eso es bastante caro. Sin embargo, esto también incluye todas las consideraciones de seguridad y una solución de carrito de compras.

Si deseas usar WordPress, tendrás muchas más opciones de alojamiento. Algunos servidores web populares incluyen Hostgator , Bluehost y Siteground, con planes disponibles desde un precio asombrosamente bajo desde $ 3,95 por mes.

Hay una serie de servicios de alojamiento de WordPress dedicados disponibles; estos son llamados “Hosts WordPress gestionadas”. No sólo son servicios muy rápidos, sino que también te ayudan a administrar tu sitio web mediante la optimización de WordPress para obtener velocidad, seguridad y actualizaciones.

Puedes hacer todo esto por ti mismo, pero es útil contar con especialistas que te ayuden con estas tareas. Uno de los servicios de alojamiento de WordPress administrados más populares es WP Engine, con planes disponibles desde $ 29 por mes.

DOMINIO

Tu nombre de dominio es tu dirección web, y es lo que sus clientes necesitarán para ingresar a tu sitio web, piensa por ejemplo en www.amazon.com.

Cuando empieces a usar Shopify, podrás usar una dirección gratuita, por ejemplo, www.bettysboutique.shopify.com.

Si bien esta dirección hará el trabajo, se recomienda adquirir lo antes posible un dominio personalizado. ¿No crees que www.bettysboutique.com sería mucho más profesional?

Si realmente quieres dirigir un negocio de eCommerce adecuado, tu nombre de dominio personalizado es realmente imprescindible.

Puedes comprar un dominio personalizado a través de Shopify o a través del host elegido por simplicidad, pero a menudo la forma más rentable es utilizar un servicio diferente, por ejemplo NameCheap (uno de mis favoritos).

Con dominios propios disponibles por menos de $ 10 al año, realmente no tienes excusa para no invertir en el tuyo.

CARRITO DE COMPRAS

Tu sitio web de comercio electrónico también necesitará un software de carrito de compras. Esto permitirá a los usuarios colocar ciertos productos en su “canasta” antes de calcular el total, incluidos los gastos de envío, y llevar al cliente a la caja, donde pueden pagar.

Si deseas usar Shopify, tu solución de carrito de compras es simple: todas las tiendas de comercio electrónico de Shopify tienen una función de carrito de compras incorporada. Simplemente puedes agregar tus productos, adjuntar una etiqueta de precio y Shopify permitirá a los usuarios agregarlos a su carrito.

Con WordPress, esta es un tarea un poco más difícil.

WordPress no incluye la funcionalidad de comercio electrónico, por lo que deberás instalar un complemento para realizarlo.

Hay una cantidad de complementos gratuitos disponibles; con más de 4 millones de descargas, WooCommerce es el más popular y es altamente recomendado.

WooCommerce también viene con una serie de extensiones de complementos, algunos gratuitos y otros de pago, que te permiten agregar funcionalidad adicional a tu tienda, incluida la capacidad de integrar a la perfección el procesador de pagos elegido o configurar la facturación repetida.

Una vez que hayas instalado WooCommerce, podrás crear páginas de productos desde tu tablero de WordPress, donde puedes agregar detalles del producto, imágenes, precios, costos de envío e incluso niveles de stock.

A medida que agregues tus productos, esto también creará un escaparate, donde los usuarios podrán ver tu catálogo de productos en una matriz y también permitirá que los usuarios agreguen un producto a su cesta. Puede ser complicado orientarse en WooCommerce, pero afortunadamente hay documentación muy detallada para ayudarte.

Vale la pena señalar que no todos los complementos de WordPress son compatibles con todos los temas, así que asegúrate de que tu tema sea compatible con WooCommerce antes de comprar.

PASARELA DE PAGO

Para ejecutar un sitio web online, necesitarás una pasarela de pago para autorizar y procesar las transacciones de tus clientee: el dinero no se transfiere directamente a tu cuenta bancaria.

Después de que cada transacción se procesa con éxito, el dinero va a una cuenta de retención, llamada cuenta mercantil, donde luego podrás retirarlo a tu propia cuenta.

Si tomas el enfoque de WordPress alojado por ti mismo, tendrás varias opciones disponibles para ti.

Los dos procesadores de pago más populares para los usuarios de WordPress son PayPal y Stripe. PayPal existe desde hace tiempo, y es posible que estés familiarizado con este sistema. Stripe es más nuevo, pero tiene la ventaja de ofrecer un procedimiento de pago in situ.

PayPal funciona alejando a los clientes de tu sitio web dirigiéndolos hacia una página de pago dedicada, donde pueden pagar a través de su cuenta de PayPal o ingresando sus datos bancarios. Stripe, le permite a un cliente pagar mediante tarjeta directamente desde su sitio web.

Desde este punto de vista, Stripe ofrece una mejor experiencia de usuario, es un proceso más sencillo, pero PayPal es más fácil de integrar. No hay nada que te impida usar ambos y, en la mayoría de los casos, esta sería la solución que recomiendo.

SEGURIDAD DEL SITIO WEB
Si adoptas el enfoque alojado con Shopify, tu sitio web puede hacer uso de su propia puerta de enlace de pago interna, pero también tiene la opción de una solución externa, como PayPal o Stripe.

Vale la pena señalar que el portal de Shopify solo está disponible en EE. UU. Y Canadá; Stripe está disponible en los EE. UU., Canadá, Reino Unido, Australia y gran parte de Europa; y PayPal está disponible prácticamente en todo el mundo.

Los tres servicios son gratuitos para configurar e integrar: solo se te cobrará por cada transacción exitosa procesada, con una pequeña tarifa deducida del dinero que recibas.

Ahora, hay una serie de factores que influyen en las tarifas que pagas: tu ubicación, el número de transacciones que procesas y tu nivel de membresías. Sin embargo, los tres servicios comienzan con la misma estructura de tarifas para los clientes de EE. UU., En el tipo de membresía más baja, en 2.9% + 30 ¢.

Eso significa que, para una transacción de $ 100, pagarás $ 3.20.

Ten en cuenta que si un usuario de Shopify busca utilizar una puerta de enlace de pago externo, se le cobrará un cargo adicional de transacción de 0.5-2%, dependiendo de su plan mensual.

Además de una pasarela de pago, también necesitarás seguridad en el sitio antes de poder comenzar a recibir los pagos con tarjeta de los clientes en su sitio web.

Debes cumplir con un conjunto estandarizado de reglas, llamado cumplimiento PCI .

Hay una serie de aspectos de tu sitio web que deben cumplir con PCI: su servidor, su pasarela de pago y su carrito de compras.

La buena noticia es que estas son cosas con las que no tendrás que lidiar, ya que todos los principales hosts, procesadores de pagos y carritos de compra (los que he incluido en este artículo) cumplen con PCI.

Sin embargo, en algunos casos también necesitarás un certificado SSL para tu sitio web. Un certificado SSL proporciona seguridad adicional para tus clientes encriptando la conexión entre tu cliente y tu sitio web. Esto es esencial cuando se trata de información confidencial como detalles de tarjetas de crédito.

Ahora, si tendrás que configurar personalmente un certificado SSL o no, dependerá del procesador de pagos que utilices.

Si usas PayPal, esto es algo de lo que no tendrás que preocuparte. La información confidencial de pago no se ingresa en tu sitio web, sino que se ingresa en el propio sitio web de PayPal, lo que significa que PayPal debe proporcionar SSL.

Debido a que Shopify ofrece un servicio integral de alojamiento de servicios, un carrito de compras y una pasarela de pago, también incluyen SSL.

Los usuarios de Stripe deberán asumir la responsabilidad y establecer su propio certificado SSL. Sin embargo, esto es realmente menos difícil de lo que parece. El enfoque más simple es ponerse en contacto con tu proveedor de hosting y comprar uno de ellos.

Si utilizas una de las grandes compañías de alojamiento, incluso se encargarán de la instalación, lo que significa una cosa menos de la cual preocuparse.

ESTRATEGIA DE MERCADEO

Para que un negocio sobreviva, necesita un flujo constante de clientes. Para negocios fuera de línea, eso significa clientes que visiten tu local, y para una tienda de comercio electrónico, eso se traduce en personas que visitan tu sitio web.

Cuando hayas creado tu sitio web, debes desarrollar una estrategia para atraer visitas.

Ahora, muchas de las estrategias de mercadotecnia para atraer clientes en el mundo fuera de línea también serán relevantes en línea; la publicidad de boca en boca siempre será poderosa, y los anuncios impresos y televisivos tradicionales pueden crear interés (si tienes el presupuesto).

Las tiendas de eCommerce también pueden hacer uso de las redes sociales para expandir su presencia en línea. Las redes sociales no solo te brindan una manera de interactuar con tus clientes, sino que cada vez que se menciona positivamente a tu compañía, ello es esencialmente un sello de aprobación dorado: la versión en línea del boca a boca.

La gente respeta las opiniones de sus amigos, por lo que si alguien hace referencia de tu negocio en Facebook, es probable que otras personas te revisen.

Sin embargo, con mucho, la principal fuente de tráfico para la mayoría de las tiendas de eCommerce provendrá de los motores de búsqueda Google, Bing y Yahoo.

¿Cómo logra que tu sitio web aparezca en la página de resultados del motor de búsqueda (SERP)?

Hay dos soluciones: de pago y gratuitas.

La solución paga es la forma más rápida de que tu sitio web aparezca de manera destacada en los SERP. Todos los motores de búsqueda tienen un conjunto de resultados pagados por cada consulta de búsqueda, siendo el más popular Google AdWords.

Básicamente, analizas los tipos de frases que tus potenciales clientes podrían estar buscando en Google, luego pujas por esa frase. Por ejemplo, una ferretería puede pujar por términos de búsqueda como “comprar herramientas eléctricas“.

Cuanto más pujas, más altas será la visibilidad de tu sitio web. Y solo pagas cada vez que un usuario hace clic en tu enlace, en lugar de hacerlo durante un período de tiempo determinado.

El posicionamiento orgánico o natural es un proceso mucho más largo, pero mucho más lucrativo, sin mencionar costo-efectivo. En el mundo en línea, se lo conoce como SEO o también optimización para motores de búsqueda.

Cada motor de búsqueda tiene su propio algoritmo que determina cómo se clasifican los sitios web para cada consulta de búsqueda. Puedes optimizar tu sitio web para clasificar mejor para las palabras clave que desea posicionar.

El SEO es un tema extenso, fuera del alcance de este artículo, pero una de las mejores maneras de ayudar a que tu sitio web esté mejor clasificado es hacer que otros sitios web lo enlacen, es decir que lo conecten desde sus propias entradas.

Cada enlace le dice a Google que su sitio web debe ser de alta calidad por tener numerosos enlaces que lo refieren, y esto hace que Google busque y muestre tu sitio web de manera más favorable.

Si puedes clasificar bien para varias palabras clave clave, tendrás la afluencia regular de tráfico que tu tienda de comercio electrónico necesita para sobrevivir.

Si deseas obtener más información sobre SEO, Moz es un recurso fantástico [en inglés].

LOGÍSTICA DE ENVÍOS

La otra gran diferencia entre el comercio tradicional y el comercio electrónico es la forma en que los clientes reciben sus productos.

Con una tienda fuera de línea, es fácil: los clientes simplemente levantan los productos de la estantería (o los piden en el mostrador), los llevan a la caja para pagar y luego salen de la tienda con ellos.
Concluyendo esta guía de comercio electrónico para emprendedores
Con una tienda online, tendrás que encontrar una solución para entregar tus productos a tus clientes. Si no tienes cuidado, esto puede llevar mucho tiempo y esfuerzo; ¡realizar varios viajes a la oficina de correos cada día es lo menos recomendable!

La buena noticia es que hay una gran variedad de soluciones sofisticadas disponibles para ti.

Por ahora, a todo el mundo le encantan los servicios dedicados de courier para envío y entrega. Esto funciona al centralizar todos los aspectos del envío: simplemente haz que tus proveedores envíen sus productos directamente a un centro de despacho de pedidos, donde tu inventario se almacena, listo para ser empaquetado y enviado a sus clientes luego de un pedido exitoso.

Esto lo saca por completo de la ecuación de envío, lo que le brinda más tiempo para concentrarse en las tareas más productivas (¡vender para ser exactos!).

Los servicios de entrega dedicada se han destacado recientemente, con Amazon anunciando su propio servicio denominado Amazon FBA, y Shopify también anunció su propio servicio para los usuarios.

Los usuarios de WordPress no deberían sentirse excluidos, ya que hay una serie de nuevas empresas navieras apareciendo para que los emprendedores puedan aprovechar. Estos incluyen Cloud Fulfillment, así como el servicio de Amazon (siempre que también ejecute una tienda de Amazon).

Las tiendas de eCommerce también pueden usar lo que se conoce como un modelo de negocio de dropshipping, que ya hemos mencionado brevemente.

Con este enfoque, sus proveedores envían los productos directamente a tu cliente. Desde su punto de vista, esto es altamente beneficioso: no tienes que preocuparte de comprar 1,000 unidades por adelantado; el proveedor simplemente envía después de cada pedido.

Esto minimiza el riesgo de contener existencias no deseadas, reduce los gastos de envío y el tiempo necesario y también elimina los costos de almacenamiento.
Fuente

Te recomiendo este vídeo para conocer más sobre las soluciones de comercio electrónico de Amazon:

Con esta información, deberías tener todo lo que necesitas para despegar tu propio negocio de eCommerce.

Si crees que es demasiado tarde para la fiesta, no podrías estar más equivocado. El futuro del eCommerce es optimista, y hay una serie de retos emocionantes por delante.

Por ejemplo, hoy en día los usuarios de Internet en dispositivos móviles y tabletas superán en número a los usuarios en los ya pasados de moda equipos de escritorio, y los usuarios de dispositivos móviles pasan más tiempo en aplicaciones móviles que en la web de escritorio.

¿Cómo se adaptará el mundo del comercio electrónico a las preferencias cambiantes de los consumidores sobre cómo quieren comprar en línea?

¿Si el surgimiento de las impresoras 3D significará una explosión en demanda por productos personalizados ,cómo los minoristas en línea manejarán esto?

Muchos pronosticadores creen que este será el final de los SKU fijos en favor de la gama de productos infinitamente personalizables.

¿Podría esto también abrir la puerta para que los diseñadores de productos independientes vendan sus productos, de la misma manera que Kindle creó un mercado para los autores autopublicados?

¿Y qué de las criptomonedas? Con el aumento en la popularidad de Bitcoin, una serie de grandes minoristas en línea, sobre todo Dell, han invertido fuertemente en la infraestructura de criptomonedas.

¿Cómo reaccionarán otras tiendas en línea ante las crecientes presiones de los consumidores para integrar criptomonedas como método de pago válido?

Tanto desde la perspectiva del consumidor como desde una perspectiva comercial, ciertamente hay tiempos emocionantes por delante para el comercio electrónico.


Pagar con